Desinchate después de los excesos del verano

26 marzo, 2021

Si bien nos preparamos todo el año para sentirnos cómodos durante la temporada veraniega, en los últimos meses de año y a comienzos del siguiente, dejamos de lado los buenos hábitos alimenticios. Nos relajamos en encuentros de fin de año y en reuniones familiares para celebrar las fiestas. Es importante volver cuanto antes a nuestra rutina para trazar nuevos objetivos del 2021.

Por Ximena Ibarra / Fotos gentileza

No existen dietas de desintoxicación o jugos mágicos que nos saquen de la desesperación de los excesos que tuvimos a fin de año. Los órganos están diseñados para ayudarnos y el proceso de limpieza puede ser más eficiente si aprendemos a comer de una manera más equilibrada. Las dietas restrictivas o líquidas u otras bastante alocadas que tal vez nos saquen del apuro, no nos servirán a largo plazo ni para mantener una alimentación saludable.

Lo importante es volver cuanto antes a nuestra rutina del resto del año y para ello, te dejo 10 recomendaciones que te ayudarán a mantener el equilibrio:

1. Volver a tu rutina: Organizá nuevamente tu semana. Ponernos horarios para nuestras actividades diarias ayuda, y mucho. Ponete horarios para despertarte, para acostarte y para esa hora de entrenamiento.

2. Mantenerte activo: Tratá de tener una hora diaria para entrenar, ir al gimnasio, caminar, bailar o realizar la actividad física que disfrutes. Además, el ejercicio ayuda a que el riñón y el hígado tengan un buen funcionamiento.

3. Elegir alimentos más naturales, como frutas, verduras, carnes magras y legumbres. Reducir los azúcares, grasas saturadas y alimentos muy procesados.

4. Realizar compras inteligentes, planificando un menú saludable y comprando lo que está en tu lista para no llenarte de tentaciones en la heladera.

5. No saltear comidas: Lo recomendable es hacer cinco a seis comidas diarias. Tener una a dos colaciones al día nos permite no llegar con hambre a las comidas principales y calmar la ansiedad. Puede ser, por ejemplo, una fruta, frutos secos o un yogur.

6. Comprar una variedad de vegetales: Tratá de tener siempre verduras en la heladera. Podés tener en tuppers lechugas, tomates, repollo, zanahorias ralladas. También podés tener vegetales hervidos como brócoli, zapallo, coliflor o espárragos.

7. Restringir el aporte de aceite: Para tus preparaciones podes utilizar rocío, spray vegetal, fuentes antiadherentes o papel aluminio. También es importante eliminar las grasas visibles de la carne o la piel de pollo para ahorrarnos calorías.

8. Limitar los “gustitos”: Tratemos de reducir la flexibilidad a la hora de ceder a los postrecitos, el alcohol y las comidas chatarras. Es momento de ajustarnos a los buenos hábitos.

9. Evitar bebidas azucaradas y preferir las frutas enteras antes que jugos.

10. Buena hidratación: Una formula sencilla de conocer cuál es nuestro requerimiento diario es multiplicando el peso x 40 ml. Por ejemplo, una persona de 60 kg debe consumir al menos 2,4 litros diarios. Lo mínimo recomendado es 30 ml por kg de peso y los requerimientos sobre todo en deportistas puede llegar a 70 ml por kg de peso.

Resultados duraderos solo serán obtenidos si aprendemos a comer. Los puntos fundamentales para la desintoxicación del cuerpo son mantenernos activos y comer saludable. Tener una agenda organizada nos ayudaría a lograr lo que queremos, sin hacer daño a nuestro organismo y sin gastar mucho en propuestas que no sean sustentables y que no pueden perdurar en el tiempo.

XIMENA IBARRA

Licenciada en Nutrición, es la directora de Élan Clínica Integral. Obtuvo una especialización en nutrición deportiva, obesidad y transtornos alimentarios por la Escuela Sistemática Argentina. La especialista también es miembro de la Sociedad Chilena de Medicina del Deporte y se graduó del Curso Internacional de la Federación Mexicana del Deporte.