El camino de la Rue Mariscal

10 abril, 2020

La marca nacional Rue Mariscal fue concebida por dos amigas unidas por sus orígenes y su amor por Paraguay: Gaba Esquivel y Claudia Benza.

Fotos Gentileza

Aunque ambas nacieron en Argentina, la madre de Gaba es paraguaya y el padre de Claudia, paraguayo. La vida las llevó por distintos caminos. Gaba persiguió una exitosa carrera en el diseño de indumentaria, que la llevó a recorrer el mundo. Claudia, por su parte, decidió volver al país de su padre y formar acá su familia. Muchos años después se volvieron a encontrar y nació este proyecto, que hoy es una realidad: la primera marca de indumentaria paraguaya vendida en Net-a-Porter, como el verdadero producto de lujo que es nuestra artesanía.

En esta unión se dio una alianza fabulosa, en la cual dos mujeres juntaron sus talentos; y al dar forma a sus sueños también crearon fuentes de trabajo digno para muchas artesanas, así como la posibilidad de posicionar sólidamente, a través del diseño, a nuestro tradicional ao po’i en el mundo de la moda.

Gaba vivió varios años en París, donde trabajó para Karl Lagerfeld en Chanel y Gilles Dufour en Balmain. Incluso llegó a tener una marca en Nueva York, curada por Anna Wintour y que se vendía en Bergdorf Goodman. Su experiencia en la moda es larguísima y sus conocimientos muy sólidos, no solo de la manualidad del proceso, sino de todo el complicado entretejido necesario para el posicionamiento de una marca. Sin embargo, Gaba buscaba algo más; llegó al punto en el que necesitaba un encuentro con sus raíces para vincularse con la moda de una manera mucho más profunda y relevante.

En esta búsqueda se produce el encuentro de dos amigas de infancia: una creativa y soñadora, y la otra, más pragmática y versada en las herramientas necesarias para hacer realidad los sueños. Claudia, formada en contabilidad y administración, puso como condimento todo su talento para coordinar y organizar. Así, ambas lograron convertir a la marca en un producto exitoso. Creatividad y pragmatismo unidos para fabricar algo maravilloso.

LAS AMIGAS GABA Y CLAUDIA CREYERON EN EL VALOR DE NUESTROS TEJIDOS TRADICIONALES Y DE NUESTRA MANO DE OBRA PARA FABRICAR LOCALMENTE LA PRIMERA COLECCIÓN DE RUE MARISCAL EN EL 2018.

.

Gaba, que venía de años trabajando en la moda, traía todo el know how para crear una colección única. También tenía los ojos y el corazón abiertos a lo nuestro. Ella ya sabía que nuestro ao po’i es un tesoro que el mundo debe descubrir. De esa forma, Gaba y Claudia tuvieron la sensibilidad para ver la magia que crean las artesanas, el cariño y las horas de trabajo que ponen a cada pieza; así que, decidieron potenciar a ellas y a su trabajo.

Rue Mariscal inyectó buen gusto y diseño al mundo quieto de la artesanía local, fijó nuevos parámetros y abrió las puertas a miles de posibilidades para nuestra artesanía. Sin embargo, tal vez, el principal logro de Gaba Esquivel y Claudia Benza es el de hacernos soñar a todos: a las artesanas que bordan piezas que recorrerán el mundo, a los paraguayos que nos emocionamos con que lo nuestro trascienda fronteras ya todas las diseñadoras que aspiran a transitar caminos tan exitosos como el que Rue Mariscal está abriendo para la moda y la artesanía paraguaya.