Feria Tata, la embajada paraguaya del asado

5 junio, 2019

Nació de las ganas que cocineros, profesionales y aficionados, sentían de rendir un tributo al fuego y reconectarse con esa cocina primitiva y genuina de nuestros ancestros. Hoy, Feria Tata celebra su segunda edición, con la misma pasión, pero con un desafío más ambicioso: convertirse en la embajada paraguaya del asado.

Por Florencia Parodi | René González


Conversamos con Esteban (Panza) Aguirre, cabeza, manos y corazón detrás de este evento gastronómico que será sede y parte del primer Campeonato Latinoamericano de Domadores de Fuego, con parrilleros invitados de países, como Colombia, Argentina, Chile, México Venezuela, Brasil y Costa Rica.

Una segunda edición es una nueva oportunidad, ¿qué aprendieron en la primera?
Creemos que el gran aprendizaje de la primera edición fue descubrir a la gran familia de comensales paraguayos. Poder vivir el disfrute desde los abuelos hasta los nietos nos ayuda a entender que vamos por el camino correcto, en la búsqueda de crear espacios, ferias y plataformas gastronómicas paraguayas pensadas para toda la familia.

¿Qué implica organizar un evento así?
Es una inmensa responsabilidad, ya que, sobre todo, tenemos que estar conectados con la situación del mercado y crear una feria que empatice con la evolución y el momento por el cual pasa la gastronomía paraguaya. Nos parece que el principal desafío, además de la envergadura de montar y producir un espacio que contemple las necesidades de todos nuestros comensales, es respetar el fuego y su rol fundamental en la parrilla paraguaya.

Este año, el asado se roba el protagonismo, ¿por qué?
Creemos que el asado es el protagonista correcto para celebrar y posicionar la carne y la técnica del asar paraguayo. Si bien nuestro lema es y seguirá siendo “Respeto al fuego”, desde este año trabajaremos en la búsqueda de crear ‘el’ evento asadero del calendario gastronómico, con foco en el desarrollo de un torneo internacional de asado, además de capacitaciones. Y aunque nuestro foco está en la técnica, la proteína irá cambiando acorde con la propuesta de cada cocina.

¿Qué pueden esperar los asistentes a la feria?
Una feria más hogareña que celebra el calor de la hoguera, el fuego que une, y, sobre todo, una evolución. Tenemos 11 países invitados para el campeonato, como novedad, la participación de dichos invitados tendrá mayor incidencia en cuanto a la competencia se refiere; no obstante, aprovecharemos la presencia de estos asaderos para hacer cocinas compartidas y convertir la feria en la fiesta del fuego.

“…el principal desafío, además de la envergadura de montar y producir un espacio que contemple las necesidades de todos nuestros comensales, es respetar el fuego y su rol fundamental en la parrilla paraguaya”.

Parrilleros paraguayos hechos y derechos

Como lo adelantó Panza Aguirre, en la edición 2019 Feria Tata se convertirá en una plataforma desde la cual apuntan a construir el camino hacia el posicionamiento del asado paraguayo y la gastronomía misma. Para ello, los creadores de Tata están desarrollando varias iniciativas, como la Unión de Domadores de Fuego, un reto en conjunto con sus pares de la región para crear una categoría de maestro parrillero: “…así como existe el Fire Chef en Europa y el Pitmaster en EE. UU., queremos impulsar esta categoría desde Sudamérica”, explicó Panza.

Esta Unión servirá también como impulso para consolidar la Confederación Panamericana de Asadores, de la que Paraguay sería miembro fundador junto con países, como Chile, Argentina, Brasil, Venezuela, México, Costa Rica, con sede itinerante acorde con la presidencia, aunque Panza anticipó: “estamos trabajando para que la primera reunión oficial sea en Paraguay a mediados de junio”.

“…desde este año trabajaremos en la búsqueda de crear ‘el’ evento asadero del calendario gastronómico, con foco en el desarrollo de un torneo internacional de asado”.

Pero, para crear verdaderos domadores del fuego, dispuestos a variar de técnica, modalidad o proteína, hace falta capacitarse y es así como surge también la Escuela de intercambio cultural parrillero. Esta, como su nombre lo dice, consiste en un intercambio a través de cursos, viajes, concursos, etc., en torno al oficio del parrillero. “Para concretar dichos viajes, con el amable apoyo de las razas y la Cámara Paraguaya de Carne, diseñamos un evento llamado Hacemos vaca, con el objetivo de hacer una vaca entera (por raza) y hacer vaquita; es decir, reunir fondos para costear los viajes de intercambio cultural y competencia”, acotó.

Feria Tata se realizará en junio y promete convertirse en un espacio de creación colectiva y en una vidriera de la cocina local y regional. “Esperamos poder sumar desde nuestra experiencia a favor del posicionamiento de la gastronomía paraguaya, ante los ojos del mundo”, reflexionó Panza.