Honey, el néctar de Asunción

19 abril, 2018

Honey, la empresa familiar dedicada a los rubros de panadería, confitería y gastronomía, asentada en el tradicional barrio asunceno de Ciudad Nueva, estrena casa; ahora, mucho más espaciosa, con más servicios y horario extendido hasta las 22:00.

Por Gisselle Jara

 

La larga arteria céntrica 25 de Mayo desemboca en una de las esquinas más dulces de la ciudad: allí donde el recién inaugurado restaurante Honey dibuja líneas minimalistas con la calle Vicepresidente Sánchez que le intercepta, frente mismo a su antiguo local.

Este establecimiento gastronómico se convirtió en la bandera culinaria insignia del barrio ciudad nueva, al que llegan clientes de localidades cercanas (y no tanto) en busca de sus innovadoras propuestas, sin más publicidad que los sabores y aromas de sus productos artesanales.

Luego de 17 años de vigencia, Claudia Bobadilla, propietaria y cabeza de Honey, cuenta cómo, en sus inicios, su empresa familiar crecía proporcionalmente a su talento en los fogones. hoy, el negocio está completamente consolidado.

“Siempre me gustó la cocina, tuve grandes maestras, como aída de hüttemann, quien entonces era una de las pocas que enseñaban decoración de tortas; también estudié con tería y panadería con Rosa O’Hara de Benegas. Con estos conocimientos experimenté recetas, dándoles mi toque personal. Jamás imaginé que creceríamos tanto”, dijo, mientras recordaba cómo su reducido garaje servía de recibidor, con tan solo tres colaboradores y con el apoyo de Marcelo Genes, su marido, quien hoy está 100 % involucrado.

Es así que Honey sigue formulando su propia jalea real culinaria, como si en verdad se tratara de un panal de laboriosas abejas que atesoran el dorado polen de sus productos, sin trucos ni andamiajes gustativos, respetando siempre al ingrediente y a sus tiempos de preparación, esa es una clave de éxito segura.

Una colmena cubista

La arquitectura de esta reciente sede está conformada por una gran fachada de concreto rectangular, resaltadas por sus pulcras líneas rectas y los grandes ventanales de vidrio que permiten la entrada de luz natural en todos los ambientes. El recibidor principal se abre visualmente ante un mostrador y el renovado logo, que funge de guardián. A la izquierda, la heladería perfuma el salón con sus partículas olfativas de crema batida.

Unos pasos más atrás, una pasarela compuesta por góndolas resguarda que las comidas del bufet del mediodía mantengan su temperatura justa. Las propuestas de esta sección varían entre carnes asadas, ensaladas, pastas, pescados, verduras salteadas, legumbres, postres y tortas. Todo listo para su consumo allí mismo, en el momento, o bien para llevar. El recinto principal es espacioso con mesas separadas proporcionalmente, con el fin de garantizar la privacidad de los comensales.

Con el horario extendido hasta las 22:00, el menú se adaptó para ofrecer nuevos platos, como los sándwiches, elaborados con sus excelentes panificados caseros. Como fiel seguidora de los ciabatta Honey, sugiero el Capresse que lleva, además, queso crema, aceite de oliva, tomate, mozzarella, albahaca y aceitunas; o el Especial, con pasta de ricota, morrones asados, palmito, choclo y jamón crudo. La lista sigue con los sándwiches gourmet con pan baguette, con semillas, pan árabe, pan con romero y sus infinitas combinaciones de ingredientes.

Las pizzas, calzones y pastas también son elaboradas con masas caseras. los sabores tradicionales italianos, como Margarita, 4 Quesos, Fugazzeta, Milán (pollo grillado con crema de ajo, queso catupiry, espinacas y panceta), Roma (mozzarella, tomate seco, jamón serrano, rúcula y queso sardo), entre otros, están presentes en estas opciones.

Tanto las picadas, las carnes grilladas, las empanadas, las tartas, las comidas típicas paraguayas, así como las hamburguesas son ideales para un after office, maridados con tragos o jugos naturales de la carta de bebidas.

Sin embargo, el secreto mejor guardado se encuentra en la pastelería y confitería, donde es imposible que algunas de sus tortas, masitas, con tes pasen desapercibidas: strudel, chocolate, cheesecake, pie de limón y un sinfín de bizcochuelos iluminan las estanterías. Para los que buscan cuidarse con alimentos bajos en calorías, la casa ofrece opciones livianas, como ensaladas, tartas y tortas.

Siguiendo con los espacios, el local comprende, igualmente, una zona vip para 24 personas reservada para acontecimientos privados, reuniones empresariales o cumpleaños. El patio se suma para brindar nuevas experiencias a los visitantes, donde pueden disfrutar de comidas y bebidas al aire libre, tanto de día como de noche. La terraza y la cafetería son otras alternativas, con vista hacia la calle 25 de Mayo. a todo esto, se le suman las áreas de ventas: panadería, confitería y rotisería.

25 de mayo 2308 esq. Vicepresidente Sánchez

(021) 206-200

Instagram: @ConfiteriaHoney

www.honey.com.py

Honey tiene un cómodo estacionamiento, rampas de acceso y delivery.

Horario de atención: 7:00 a 22:00, de lunes a domingos, incluyendo feriados.