Paolo Defelippe. El arte de producir

4 septiembre, 2019

La moda y la producción de eventos atrajeron desde pequeño a Paolo Defelippe. Es así como desde hace más de 16 años es productor del Asunción Fashion Week (AFW), y hoy director creativo de la agencia de marketing digital, producción y PR de EMG Group. 

Por Kate Reichardt | Fotos Guillermo Fridman

“Arranqué en primaria organizando eventos del colegio, desfiles y torneos. Simplemente seguí haciendo lo mismo. Siempre me gustó la moda, soñaba trabajar en eso algún día”, cuenta el creativo.

Su primer encuentro con el AFW tuvo lugar en el 2003, cuando, aún en el colegio, trabajaba como pasante del evento por las tardes. Su pasión por el rubro creció aún más cuando obtuvo una pasantía en el São Paulo Fashion Week, cita para la cual trabajó en seis ediciones.

¿Qué es la moda para vos?

Para mí, la moda hoy es transgresora, digital e ilimitada. Es como una armadura que nos ayuda a enfrentar el mundo cada día. Las prendas nos ayudan a acompañar lo que sentimos y cómo queremos que la gente nos perciba. Es algo emocional.

¿Algún trabajo que te marcó?

Trabajar en el São Paulo Fashion Week, definitivamente. Estuve en producción, prensa y me metí en todo lo que pude, aprendiendo de todo un poco.

Soy muy analítico en los eventos, veo cómo funciona cada cosa, me gusta la parte técnica y aprendí mucho observando para, posteriormente, implementar lo aprendido acá.

Por ejemplo, antes el AFW se hacía en un solo lugar y la última edición la hicimos en diez locaciones diferentes, durante 12 días, por toda la ciudad. Son pequeños cambios que vamos incorporando.

“Nada viene servido; uno debe crearse las oportunidades y no parar. Quizás ahora no estés haciendo lo que querés, pero cada experiencia suma y debemos construir sobre nuestros errores. Todo es un aprendizaje.»

¿Creés que la moda es un factor que puede incidir en lo social?

Tenemos una situación compleja en cuanto a lo que es moda y lo que está de moda. Como lo social está de moda, la gente toma eso para hacer una campaña y no necesariamente hay un contenido detrás de eso.

Está genial apoyar ciertos temas, pero no puede ser simplemente cambiar tu logo con una banderita rosada; debe haber cambios internos reales y ver qué hacés vos, como empresa, ante esa causa. Ser consecuente con tu postura.

¿Cuáles son los próximos desafíos que afronta la industria de la moda?

Esta es una industria muy cambiante, sobre todo, con la tecnología cada vez más avanzada. Uno de los retos, para mí, es no quedar fuera de tono en relación con lo que sucede en el mundo, estar un paso atrás o innovar. Mantenerse actualizado es primordial. Por eso, constantemente estoy leyendo, investigando y aprendiendo.

¿Cuál es el legado que te gustaría dejar al mundo, y particularmente, al Paraguay?

Que la gente a mi alrededor aprenda y crezca; inspirarla. Hoy veo chicos que comenzaron conmigo y ahora son grandes productores. Me da muchísima satisfacción enseñar y ayudar a que la gente explote su potencial.