3.ª Edición de Expedición Guaraní

18 septiembre, 2017

126 horas, 530 km., 20 equipos, 1 ganador

Por tercer año, las laderas paraguayas se llenaron de los “superman” de las carreras de aventuras de todo el mundo. Expedición guaraní, competencia que forma parte del circuito mundial de carreras de aventura, desafió una vez más a los más experimentados atletas y puso a prueba el cuerpo, la mente y el espíritu.

Por Gisselle Jara

La primera carrera de Expedición Guaraní se realizó en el 2015 en forma experimental, los comentarios fueron tan buenos que llegaron hasta los oídos de los directores del circuito mundial de carreras de aventura. Al año siguiente, dieron luz verde para que esta carrera forme oficialmente parte de las pocas competencias que se hacen cada año, sólo 7 en el 2017, antes del mundial.

Para tener una idea de lo exigente y feroz de esta carrera, este año, el equipo ganador tardó un poco más de 4 días en llegar a la meta luego de cruzar nuestro territorio en bicicleta, en kayak y a pie. En esta oportunidad, los organizadores eligieron una de las zonas más bellas del país, el famoso Circuito de oro que comprenden los Departamentos de Ypacaraí, Cordillera y Paraguarí. El año que viene, el circuito estará centrado en la zona sur de Paraguay, en Itapúa.

El recorrido

Bajo los intensos 37 grados del verano paraguayo, que tienen la capacidad de derretir las suelas de cualquier zapato, estos profesionales recorrieron un perímetro de 530 km, lo que equivaldría más o menos a ir caminando hasta el departamento de alto Paraguay. sin embargo, para muchos equipos estos 530 km se duplicaron, ya que la verdadera dificultad no estuvo solo en la distancia o en el clima sino en la cartografía.

Este tipo de carrera está diseñada para que los competidores sigan ciertas instrucciones, por ejemplo, deben ubicar localizaciones georreferenciadas en el mapa con nada más que una brújula en mano. Un paso en falso podría significar estar perdidos por varias horas, lujo que no se pueden tomar teniendo en cuenta las agotadoras distancias, el clima y el factor principal: el mental.

Dentro del circuito mundial

“Mi deseo siempre fue que Paraguay pudiera ingresar algún día al circuito mundial de carreras de aventura. Entonces, diseñamos una competencia de nivel internacional con la capacidad de satisfacer las exigencias de los observadores internacionales y de los competidores”, contó Gustavo Borgognon, atleta, impulsor y director de Expedición Guaraní.

Este año, participaron renombrados corredores extranjeros y nacionales distribuidos en 37 equipos en dos categorías: expedición y aventura. La primera categoría fue de muy alta dificultad con una distancia de 530 km mientras que la segunda fue de 250 km. Todos los competidores tuvieron que mostrar sus habilidades en cartografía, navegación, ciclismo y trekking (senderismo o caminata).

La fortaleza mental, la primera dificultad

Nuestra yvy pytã (tierra colorada) es caprichosa cuando quiere serlo, sobre todo cuando se trata de frenar los discos de los neumáticos de las bicicletas de los deportistas, o cuando se pega al cuerpo y ciega los ojos el intenso calor. sin embargo, estos son condimentos sabrosos para los aventureros que buscan desafiarse a sí mismos para lograr sus objetivos.

“Tenemos paisajes hermosos y complicados, justo lo que buscan los corredores del mundo. Empezamos la carrera en San Bernandino, pasamos por Tobatí, Itacurubí de la Cordillera, Mbatoví, Paraguarí, Vapor Cué y Arroyos y Esteros, con un clima de 37 grados, trayectos donde los competidores vieron pájaros de especies exóticas, cascadas cristalinas, cerros y ríos, entre otras bellezas naturales a las que mucha gente no tiene acceso”, dijo entusiasmado Borgognon mientras veíamos las impresionantes imágenes de los videos que están en la página de Expedición Guaraní de Youtube.

Gustavo explicó que nuestro país tiene algo que no tienen otros lugares como Nueva Zelanda o la Patagonia argentina, que es el elemento cultural único del paraguayo, el tekoayhu (hospitalidad). “Todos se sorprendieron cuando al llegar a un hogar campesino les recibían con los brazos abiertos, les ofrecían comida y comodidades para descansar, eso es algo único que no se encuentra en otras carreras de aventura”, explicó.

Facebook y YouTube: Expedición Guaraní

www.expedicionguarani.com