Alergias de primavera

16 octubre, 2017

Síntomas, tratamiento y prevención

Primavera es una época del año en la que son comunes las alergias. Consultamos con el doctor Osvaldo Tenace, especialista en otorrinolaringología, que nos habló sobre el tema y nos recomendó algunos cuidados básicos a la hora de viajar.

Por Nora Vega

“Alergia se define como una reacción del sistema inmunitario que se manifiesta cuando una persona se expone a alguna o varias sustancias que le producen una reacción, ya sea en las vías respiratorias, piel u otros órganos; y que a una persona sin alergia, normalmente, no le afectan. las reacciones pueden ser goteo nasal, estornudos, picazón, ronchas en la piel o hinchazón”, explicó el doctor Osvaldo Tenace.

Entre las sustancias que suelen causar hipersensibilidad, el otorrinolaringólogo citó: polen, ácaros del polvo, esporas de hongos, caspa de origen animal, picaduras de insectos, alimentos y medicinas. aclaró que también existen las alergias estacionales, especialmente durante esta época del año.

“Las alergias respiratorias a pólenes de árboles en oración, al pasto o al polvo doméstico son muy frecuentes en primavera. Generalmente, se manifiestan al despertar en las mañanas, en cuadros de resfriado ocasionados por la inhalación de alérgenos presentes en el aire de la casa, que contiene ácaros, hongos microscópicos, escamas del pelo de las mascotas. También se presentan al salir a exteriores, a raíz de pólenes, entre otros factores”, explicó el médico.

A la hora de viajar

El botiquín de viaje de una persona alérgica, que se trasladará a un destino de temperaturas bajas, debe incluir antialérgicos y antigripales. Además, resulta ideal que busque asesoramiento especializado sobre qué antibiótico llevar y cómo tomarlo, ante un episodio de sinusitis o tos con catarro de aspecto amarillento o verdoso.

“Existen países o zonas endémicas para enfermedades tropicales, como fiebre amarilla, malaria o hepatitis, y las agencias de viajes se encargan de informar. La vacuna antitetánica es crucial y se debería hacer una dosis de refuerzo por lo menos un mes antes de viajar”, indicó Tenace.

Los alérgicos deben ir con la medicina que habitualmente usan como antialérgico. “Las alergias respiratorias no son frecuentes en las playas, porque a nivel del mar hay pocos alérgenos en el aire. Sin embargo, en caso de que prever alojarse en lugares que no se ventilan por largo tiempo, como casas de campo o estancias, se debe realizar una buena limpieza y la ventilación previa al arribo de los huéspedes. Si las alergias responden a alimentos o medicamentos, es mandatorio no consumirlos”, advirtió.

La importancia de los estudios personalizados

Tenace frecuentemente atiende a pacientes aquejados por alergias respiratorias y sus complicaciones, como sinusitis, otitis o amigdalitis. Nos comentó que determinar por qué se desencadenan tales complicaciones requiere de algunos estudios especializados. “Por ejemplo, en casos de tabiques desviados, agrandamiento de adenoides, y otros, es gracias a la rinofibrolaringoscopía y la otomicroscopía que se llega a un diagnóstico más certero y al tratamiento adecuado que cada paciente necesita para mejorar su calidad de vida”, afirmó.

“Un chequeo médico, pediátrico o con un especialista, en caso de padecer alguna enfermedad específica, como hipertensión, diabetes, gastritis, afecciones respiratorias u otra, es fundamental para evaluar el estado y expedir las indicaciones y los cuidados específicos que se deben tomar en cuenta”, finalizó.

Cuidados básicos

Quienes viajan a lugares cálidos:

  • Colocarse en todo momento protector solar
  • Llevar medicinas para casos de diarrea
  • Hidratarse correctamente
  • Evitar el consumo de alimentos o bebidas (jugos) que no sean de lugares higiénicos

Quienes viajan a lugares fríos:

  • Usar ropa de abrigo, pues el enfriamiento predispone a afecciones respiratorias
  • Humidificar ambientes muy calefaccionados
  • Hidratarse correctamente
  • Evitar la exposición a lluvias o nevadas

Rinitis alérgica:

Cada primavera, verano y otoño, los árboles, las malezas y el pasto liberan al ambiente pequeños granos de polen. Algunos terminan en la nariz y la garganta, pudiendo provocar un tipo de alergia llamado rinitis alérgica, cuyos síntomas incluyen:

  • Estornudos, a menudo con congestión nasal
  • Tos y goteo nasal posterior
  • Picazón de ojos, nariz y garganta
  • Ojeras

Infaltables en el botiquín de viaje:

  • Analgésicos
  • Antiinflamatorios
  • Antigripales
  • Antieméticos (contra náuseas y vómitos)
  • Antialérgicos de acción rápida (clorfeniramina)
  • Antialérgicos de toma habitual
  • Antibióticos
  • Gotas óticas y oftálmicas recomendados por el médico
  • Protectores gástricos

Doctor Osvaldo Tenace, especialista en otorrinolaringología

Clínica Esencial

Augusto Roa Bastos 425 c/ España

(021) 606-914 / (021) 621-930

www.clinicaesencial.com.py