Betania Ruttia: rompiendo esquemas

25 julio, 2021

Curiosa y creativa, Betania Ruttia juega para no encasillarse. Incursionó en técnicas artísticas de diversos orígenes, siendo reconocida internacionalmente por sus trabajos en collage y diseño gráfico. Beta también experimenta con la fotografía, creación de mosaicos, encuadernación e incluso con la docencia y arteterapia.

Por Kate Reichardt / Fotos Alice Galeano Maíz y gentileza

Desde muy pequeña, Beta sintió una inclinación hacia lo artístico; de adulta, decidió especializarse en Barcelona, cursando un máster de Artes Visuales y Educación. “Este fue el inicio de algo que me cambiaría un montón. El máster tiene un enfoque transdisciplinar y se nutre de referentes relacionados con los estudios culturales y el giro educativo en las artes”, relata Betania, haciendo énfasis en las estrategias, intervención e investigación de metodologías que ganó con esta experiencia.

LA TÉCNICA DEL COLLAGE

Como artista visual, Betania es reconocida por sus trabajos creados con la técnica del collage. “Hoy en día, lo que más me apasiona laboralmente es hacer collage. Mediante cada obra siento que alzo la voz, me posiciono y se me escucha”, cuenta la artista.

La diseñadora gráfica disfruta de mezclar texturas y formas, arriesgándose por composiciones no convencionales. “Si bien soy fanática de lo vintage, lo moderno y pop forman parte de mi trabajo. Me gusta la saturación y el objetivo es generar un impacto, que las personas sientan curiosidad por interpretar cuál es el mensaje de mis trabajos”.

Al hablar de alguna temática que tienen en común sus obras, la artista destaca la presencia de la mujer. “Trabajo mucho sobre el feminismo, en prácticamente todas mis obras está la presencia de la mujer como triunfante y poderosa”, explica.

Betania define su estilo como un popurrí de su esencia. “Intento que mis obras sean dinámicas y divertidas, pero que contengan un profundo mensaje. Hago crítica al abuso de poder y a las injusticias, pero en vez de mostrarlo de una manera dramática, le doy vida propia y cambio el sentido”.

Su primera exposición internacional fue titulada Collage y diversidad, en el Centro Cívico de la Sagrada Familia y la segunda, Fugas críticas, tuvo lugar en el Centro Cívico Sant Andreu, ambas en la ciudad de Barcelona. Estas exhibiciones se dieron gracias a su participación en el colectivo de collage Coll2 del cual formaba parte.

ARTES VISUALES

Betania se expresa a través del arte en un sinfín de técnicas y maneras. Posee una sólida carrera como diseñadora gráfica e incursionó en el mundo de la fotografía, creación de mosaicos, encuadernación, docencia y arteterapia, por mencionar algunos.

“En el mundo del arte hay demasiado por descubrir. Se trata justamente de un mundo que te invita a no encasillarte en nada”, afirma Betania.

Tras un proceso evolutivo, Betania se dio cuenta que tenía unas ganas enormes de compartir sus conocimientos. “No quería que se queden solo para mí, son sumamente enriquecedores esos momentos donde te vincula con personas a las que les mueven los mismos intereses. Los niños me encantan, ¡son mis favoritos a la hora de enseñar!”, menciona entre risas, describiendo el mundo de fantasía en el que viven los niños.

Betania también formó parte de una serie de talleres con reclusas del Buen Pastor, en el marco de un proyecto social que apoya la rehabilitación y reinserción social de mujeres privadas de su libertad, llamado Corazón libre.

El arteterapia es una forma de psicoterapia que utiliza las artes plásticas como medio de recuperar o mejorar la salud mental y el bienestar emocional. Betania incursionó primeramente en esta área con su primer proyecto fotográfico guiado por el fotógrafo argentino Jorge Sáenz. “Realicé un ensayo fotoperiodístico sobre mi abuela con alzhéimer, la retraté día a día y era mi vínculo con ella”. Este proyecto se expuso en Galería Monocromo, y en el Centro Cultural Juan de Salazar. Betania también lanzó un libro que tuvo mención de honor en el marco del festival de fotografía El Ojo Salvaje.

“Luego realicé talleres de fotografía en el Hospital Neuropsiquiátrico, este fue un proyecto sumamente exitoso guiado por el psicólogo Raúl Stelatto”, detalla Betania.

La artista nos deja con una importante lección: “Animémonos a romper todos los esquemas. Son más las reglas mentales que nos rigen, que las que existen en realidad. Seamos nosotros mismos. En mi caso, mi expresión liberadora se da a través del arte, pero existen un millón de otras disciplinas que nos permiten mostrar quiénes somos”.