Gala tips, luz y calidez en ambientaciones

20 noviembre, 2019

El amarillo mostaza es un tono muy versátil, puede ser utilizado en cualquier tipo de evento y Gala cuenta con líneas que se adecuan a este color. En esta nota, Alejandra Maluff nos cuenta cómo lograr una ambientación sin igual con este happy color. 

Por Nora Vega // Fotos gentileza

Uno de los tonos de moda este año que, además, transmite armonía y aporta calidez, es el amarillo mostaza. “Es muy querido en decoración, pues es considerado un happy color. Puede usarse en ambientes súper minimalistas –empleando el tono neutro– y en otros más cargados –utilizando el pleno o en estampados–”, indicó Alejandra.

El amarillo mostaza se integra muy bien a la madera y de la colección de mobiliario de Gala, las líneas Industrial, Canela, Oregón y, por qué no, la Provenzal, son las que mejor combinan y logran el mix & match perfecto, según la experta. “Los sofás, las mesas de centro y apoyo y las poltronas de estas líneas son ideales”, dijo.

Que las mezclas sienten bien depende muchísimo del conjunto de elementos, que pueden ser tejidos, superficies con texturas y otras. Es un color que resalta con los óxidos. “Para eventos, utilizo el amarillo mostaza en almohadones, flores y objetos para mesas de centro –en esa gama de amarillo–”, sostuvo Alejandra.

Ella declara que sus trabajos previos fueron la mejor escuela, a su criterio. Licenciada en Marketing, se desempeñó en una agencia de publicidad y durante varios años manejó marcas en una empresa importadora y distribuidora, produciendo eventos y atendiendo las necesidades de los clientes. La pasión por la decoración corre por sus venas. “Estudiar arte me ayudó bastante”, contó.

“La decoración tiene que ir de la mano con el sitio y ser como una extensión de este para que todo habite en sintonía”.

AMOR POR LAS FLORES

Alejandra constantemente viaja a San Pablo y acude a ferias, a mercados y participa de cursos. “En decoración de eventos, residencias y flores, Brasil es muy grande. El mercado cuenta con demasiados recursos y materia prima, y los especialistas son muy buenos. Por todo ello, trabajar y estudiar con ellos es un placer”, detalló.

Alcanzar un buen resultado es su prioridad y busca que el cliente se sienta contento, los invitados pasen bien y la sede quede muy acogedora. “Mi parte favorita en los montajes son los arreglos florales. Al viajar, trato de tomar cursos de ello, pues amo las plantas y flores. Pienso que las personas se sienten súper bienvenidas cuando llegan a un lugar florido”.

Sin querer encasillarse en un estilo, asegura no ser minimalista. “Me gustan los ambientes bien cargados, llenos de flores de corte o plantadas, tejidos de algodón y muchos elementos artísticos. Me encantan nuestra artesanía, los artículos de cerámica y madera, las alfombras de yute de vaca y los cuadros”, expresó.

Para Ale, todo debe armonizar. “La decoración tiene que ir de la mano con el sitio y ser como una extensión de este para que todo habite en sintonía. En ese sentido, los muebles de Gala complementan excelentemente mis ambientaciones y, mediante sus distintas líneas, encuentro todo cuanto necesito para delinear el espacio perfecto”, señaló.

UN ACERVO EN CRECIMIENTO

Gala acaba de recibir la nueva colección, la Orgánica, compuesta de mobiliario decorativo y funcional para interiores y exteriores con terminaciones de cuerdas y fibras en marrones y verdes.

Hoy la firma es capaz de abastecer acontecimientos hasta para 1500 personas, cubriéndolos al 100 % con stock propio, ya que cuenta con muebles y piezas en cantidades suficientes para encararlos con exclusividad.

“Disponemos del mayor stock de mesas de madera de uso sin mantel y variedad de sillas, respetando siempre los tonos madera, para que el conjunto luzca armonioso y fino”, manifestó Cintia Costa, directora ejecutiva de Gala.

Con Gala, el cliente asegura la disponibilidad de mobiliario de lujo, con terminaciones y diseños de tendencia. Este año, los directivos de la firma visitaron y visitarán ferias mundiales del rubro, apuntando a mantenerse a la vanguardia. La innovación y el crecimiento, en términos de variedad, son la punta de lanza para conservar el liderazgo.