Renací, la fundación que ayuda a los pequeños campeones

14 junio, 2021

Asociar la palabra niño con cáncer parece imposible, pero la realidad es que el cáncer infantil es real; lo bueno es que existe la posibilidad de curarse instalando la cultura de la solidaridad. Conversamos con Miguel Samudio, presidente de Renací, sobre los avances de los proyectos de la fundación y la forma en 
la que se puede ayudar a esta causa tan noble.

Por Nora Vega / Fotos gentileza Fundación Renací 

La Fundación Renací nació hace nueve años con el objetivo de mejorar el acceso a un diagnóstico y a un tratamiento para los niños y niñas con cáncer en el Paraguay. Actualmente lleva adelante un proyecto para optimizar la calidad del servicio, siendo uno de sus principales objetivos el Hospital sin Dolor, que nace en el 2020, y cuya meta es reducir la percepción del dolor en los pequeños procedimientos.

“Creamos un kit antidolor: un pequeño maletín con materiales y recursos que permiten que el paciente pueda distraerse y enfocar su atención en actividades a la par que se realizan los procedimientos”, explicó Miguel Samudio, presidente de la Fundación Renací. “Creemos firmemente que ningún niño y/o niña con cáncer debe quedarse sin la posibilidad de ser diagnosticado ni tratado de forma digna y bajo las mejores condiciones de estadía”, mencionó.

ACCIONES LLENAS DE ESPERANZA

La fundación también trabaja en la red de atención del cáncer infantil mediante cuatro clínicas satélites alrededor del Paraguay. Los médicos se dirigen mensualmente hasta el interior del país para realizar consultas, seguimientos y tratamientos de manera totalmente gratuita.

“CREEMOS FIRMEMENTE QUE NINGÚN NIÑO Y/O NIÑA CON CÁNCER DEBE QUEDARSE SIN LA POSIBILIDAD DE SER DIAGNOSTICADO Y TRATADO DE FORMA DIGNA, BAJO LAS MEJORES CONDICIONES DE ESTADÍA” – MIGUEL SAMUDIO.

Miguel señaló que anteriormente 2 de cada 10 pacientes abandonaban su tratamiento, hoy ya nadie desiste, gracias al seguimiento que le brinda la fundación. “El cáncer infantil es la segunda causa de muerte en niños. Tener una buena información acerca de esta enfermedad debe ser primordial para poder afrontar esta problemática de la mejor manera, siendo esto posible mediante el proyecto de My Child Matters de la Fundación Sanofi Espoir”, expresó el presidente de la Fundación Renací.

Otro logro muy importante de la fundación es la construcción y el equipamiento del Hospital Día Hope Day Nathalia Lezcano Leoz, en el cual se construyó la sala de urgencias, la sala de procedimientos ambulatorios y boxes individuales para realizarse los pequeños procedimientos. Esto fue posible gracias a la ayuda del Hospital de Clínicas (Facultad de Ciencias Médicas), empresas y personas particulares.

UN MES DORADO

Durante todos los años, en el marco del Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer Infantil, que se conmemora cada 15 de febrero, se lanza Febrero Dorado, una campaña de concientización. Algunos de los eventos más importantes de la campaña de este año fueron el lanzamiento de Renací Conecta, que consiste en la entrega de tablets al Departamento de Hematoncología pediátrica para que los pacientes accedan a actividades educativas, lúdicas e informativas que estarán al alcance desde la plataforma digital gracias a la donación de Laboratorio Eticos y Personal que provee wifi totalmente gratuito. Por otra parte, la fundación también realizó el lanzamiento de las Guías de diagnóstico de leucemia infantil, a cargo de la Prof. Dra. Angélica Samudio y la Dra. Ofelia Zelada.

LA FUNDACION RENACI BENEFICIA APROXIMADAMENTE A 500 NIÑOS Y NIÑAS CON CANCER POR AÑO.

LA NOCHE DORADA

Con la iniciativa de Analía Dumot, una persona realmente comprometida con la causa, se realizaron unas cajas personalizadas, que consistían en una cena preparada por el chef Rodolfo Angenscheidt. Fueron 163 personas las que, adquiriendo esta caja el 25 de febrero, ayudaron a la causa. Asimismo, empresas amigas, tales como Tierra Colorada, Ceci Gross, Bio- Dexan, Acqua Panna, S. Pellegrino, Mascota Vineyars y Champs Elysées brindaron su apoyo para hacer de esta idea un éxito y una realidad.

Los fondos recaudados serán destinados para la extensión y la adecuación edilicia; para recrear una zona de relajación de los niños para todas las actividades lúdicas. También será para la implementación de teleconsultas, siendo esta una iniciativa para mantener la Red de Atención del Cáncer Infantil; y además, se sumarán más capacitaciones a todo el personal médico y profesional para mejorar el diagnóstico.

“Damos gracias a todas las personas que se acercaron y colaboraron por esta causa tan sensible. Tenemos una profunda admiración por estos héroes que todos los días nos enseñan que, a pesar de las adversidades, nunca debemos dejar de sonreír y que lo último que debemos perder es la esperanza”, finalizó Miguel.

EL LAZO DORADO

El lazo dorado es el símbolo que representa a los pacientes de cáncer más jóvenes de todo el mundo. El color dorado honra la valentía de cada niño y niña con cáncer que transita esta enfermedad representando principalmente la esperanza.

APORTÁ UN GRANITO DE ARENA

Existen diferentes maneras de ser voluntario y/o benefactor. Cualquier aporte de elementos educativos, libros, útiles escolares, así como también elementos de protección contra el Covid-19 e inclusive materiales de distracción para los pacientes… todo es bienvenido.

También se pueden realizar aportes de forma mensual o anual, que permitan sostener los proyectos para seguir ayudando a la mayor cantidad de niños y niñas con cáncer. Datos para la transferencia: Banco Itaú – Fundación Renací – Cuenta: 70151251/4- Ruc: 80073919-1

¿SABÍAS QUE?

  • Existen en la actualidad 150 nuevos casos de cáncer diagnosticados en el Hospital de Clínicas (FCM).
  • El 50% son pacientes con leucemia.
  • La mayoría de los pacientes provienen del interior del país.
  • Actualmente la tasa de curación de los niños y niñas con cáncer es de un 75 % es decir, 7 de cada 10 niños/as son curados. Para tener en cuenta: años atrás solamente del 30 % lograba sanarse.
  • La Fundación Renací beneficia aproximadamente a 500 niños y niñas con cáncer por año.