Resetearnos para el futuro

26 mayo, 2020

El 2020 trajo no solo un cambio de década, sino también un cambio de paradigmas y grandes desafíos. Por eso, la primera edición de Gramo del año buscó renovar la mirada constructiva para convertirse en una fuente de información e ideas que aporten a la conciencia social e inspiren a la acción.

Por Stephanie Dragotto / Fotos gentileza

Por Stephanie Dragotto / Fotos gentileza

En un momento en el que debemos permitir que la tecnología nos conecte, el encuentro se dio 100 % de forma digital, a través de una teleconferencia en vivo, adaptando el formato a las condiciones de la situación y promoviendo el llamado #QuedateEnCasa.

Esta edición especial Gramo COVID-19 fue presentada en dos entregas, con 11 expositores en total, buscando aportar desde una visión diferente de la problemática y enfocándonos en las oportunidades que esta crisis pueden generar desde diversos ejes: salud y medicina, salud mental, macro y micro economía, comunicación, comportamiento sociocultural y teletrabajo y oportunidades tecnológicas.

HABILIDADES PARA EL FUTURO DEL TRABAJO

Luis Rojas Cabrera fue uno de los ponentes de esta edición especial. Habló sobre cómo aprovechar esta oportunidad para aprender y desarrollar las habilidades necesarias para el futuro del trabajo.

Arrancó mencionando que la innovación, el pensamiento analítico, las estrategias de aprendizaje, la creatividad y la inteligencia emocional son algunas habilidades que necesitamos desarrollar para el 2022, según el último Reporte del Foro Económico Mundial que habla del futuro del trabajo. “Nos adelantamos dos años, ya que estas son algunas de las habilidades que necesitamos tener para lidiar con la coyuntura actual de nuestro país y del mundo”, decía refiriéndose a la situación que estamos viviendo.

“Nos vemos obligados a aprender rápidamente a utilizar herramientas digitales o prácticas innovadoras que sabíamos que existían, pero no las usábamos; ya sea porque estábamos en nuestra zona de confort, por miedo al cambio o simplemente porque creíamos que el tema del ‘futuro del trabajo’ era muy lejano a Paraguay”, mencionó Luis.

¿Cómo podemos aprovechar esta situación para resetearnos para el futuro? “Este es el momento para revisar los procesos burocráticos que están demás o aquellas prácticas que al final del día entorpecen nuestro trabajo”. No debemos llevar los procesos y prácticas burocráticas del trabajo tradicional a la modalidad de teletrabajo. Algunos de los ejemplos para facilitar este proceso son:

    • Establecer requisitos que se deben cumplir para convocar una reunión digital. Preguntarnos: ¿Esto puede ser un e-mail?
    • Diferenciar las reuniones de seguimiento de las reuniones de trabajo.
    • Determinar la duración de la reunión de antemano.
    • Evitar la contaminación de los canales de comunicación interna. Organizar las herramientas de acuerdo a los temas para informarse de forma eficaz. Por ejemplo, con grupos de WhatsApp temáticos para ordenar y facilitar la información o usar otra herramienta como Slack.
    • Dinamizar el flujo de aprobaciones: evitar impresiones y firmas. Usar el correo electrónico como herramienta de aprobación aceptada por la empresa.
    • Establecer indicadores, responsables, fechas de entrega y un seguimiento adecuado de las actividades de los colaboradores a través de herramientas como Basecamp.

“El aislamiento social sumado al teletrabajo nos distancia. Por eso, es sumamente importante mantener la interacción humana en el mundo virtual, más aún con la incertidumbre en la que vivimos actualmente. Preguntarnos cómo estuvo tu día al iniciar las llamadas o reuniones, humaniza las conversaciones y conecta a las personas”.

NO DEBEMOS LLEVAR LOS PROCESOS Y PRÁCTICAS BUROCRÁTICAS DEL TRABAJO TRADICIONAL A LA MODALIDAD DE TELETRABAJO.

Para finalizar, Luis hizo énfasis en no olvidarnos de las nuevas habilidades y capacidades que aprendimos cuando termine la cuarentena, que la situación actual nos permita instalar un sistema de trabajo mirando hacia el futuro, mirando a la tecnología como un aliado pero sin perder las costumbres humanas.

SOBRE LUIS ROJAS CABRERA

Es emprendedor, ingeniero comercial y licenciado en Administración y Gestión Empresarial por la Universidad Americana de Asunción. Tiene una maestría en Innovación y Emprendimiento por la Universidad del Sur de California (Estados Unidos), gracias a la beca Fulbright y a BECAL. Además es miembro de la Comunidad Global Shapers, iniciativa del Foro Económico Mundial; es especialista en Innovación de la Unidad de Gestión de la Presidencia de la República del Paraguay y mentor del Centro de Innovación de la Unión Industrial Paraguaya.